elciervo  taxidermia · pieles para decoración · cráneos · ciencias naturales

  
   inicio
   la empresa
   el taxidermista
  precios
   galerías
   dónde estamos
   noticias
   museo / exposiciones
   consejos útiles
   legislación
   homologaciones
   bibliografía / libros
   enlaces  
   contactar
  comprar en
  taxidermia.net
  taxidermia:
     mamíferos
     aves
     peces
  pieles para decoración:
     grandes (vaca, imit.. cebra..)
     pequeñas
   minerales
  entomología
  malacologia
  libros
  otros artículos
    (réplicas, cuadros, escultur.)
  
 
 
  elciervo
   c/ provincial, 101
   17244-cassà de la selva
   (girona) · spain
   tel. (+34) 972 460 081
   horario:
    abierto de lunes a viernes
    de 9 a 13 y de 16 a 20 h.
    y sábados por la mañana.

¿Cómo se ha de conservar un trofeo de caza o una colección de animales naturalizados?

Las condiciones óptimas para mantener un animal disecado son:

  • No exponerlo directamente a la luz solar. La luz solar decolora el pelo y la pluma de los animales naturalizados.

  • El ambiente ha de ser fresco y seco, con una temperatura constante. La humedad favorece la formación de moho. Los cambios de ambientes secos a húmedos y los cambios bruscos de temperatura provocan movimientos de contracción en las pieles, lo que puede deteriorar la pieza. La humedad se podrá absorber colocando algún pequeño recipiente con cal dentro de una vitrina o armario, o cercano a la pieza.

  • Colocar las piezas en vitrinas o armarios acristalados. Alarga extraordinariamente la vida de los trabajos de taxidermia.

  • Proceder a una limpieza periódica. Los animales de pelo se podrán cepillar, primero a contrapelo y luego peinando la pieza. El interior de la boca,el hocico y los ojos se podrán limpiar con un paño ligeramente húmedo para que se adhiera el polvo. Las aves se limpiarán con plumero a favor de la pluma. Las patas y los picos con un trapo ligeramente húmedo. Las aves se desenpolvarán utilizando un plumero. Los peces, reptiles y otras especies se limpiarán con paños, cepillos, etc., dependiendo de la rugosidad de la piel. Insisto en la periodicidad de la limpieza. La humedad ambiente, el humo y el polvo se depositan sobre la superficie del animal disecado y se fija progresivamente si no se limpia de vez en cuando. Un animal sin protección se deberá limpiar entre dos y cuatro veces al año. Un animal en vitrina, aunque ésta esté bien sellada, también se empolva. Se deberá limpiar anualmente.

  • Un animal disecado no se deberá rociar nunca con esprays matamoscas, pues estos compuestos son aceitosos y facilitan que el polvo quede adherido a la superficie del pelo y la pluma. Además, las moscas no son un problema para las piezas naturalizadas y estos esprays no acaban con las larvas y carcomas.

  • Los animales naturalizados se han de vigilar. Aunque tienen la piel curtida o tratada con conservantes preservativos, padecen el riesgo de ser atacados por larvas de diverso tipo. Las larvas de coleópteros Anthrenus vervasci y Anthrenus museorum destrozan las colecciones de insectos, pieles, cueros y pezuñas. Los combativos con algunos antisépticos Dermestes murinus, Dermestes frischii ,  el Corynetes rufipes y el Necrofia ruficollis prefieren usar sus mandíbulas devorando pezuñas y cuernos. Los Ptinus latro y Ptinus sp. div. devoran la lana, las colecciones de insectos y perforan la madera. El Ernobius Mollis perfora los estantes, vitrinas y cajas de madera. El Annobium div. sp. además de la madera, ataca a insectos y animales disecados. La larva del ortóptero Blatta orientalis frecuenta locales oscuros y húmedos, royendo y ensuciando bastante. Las larvas de los lepidópteros Tinea tapazella y Tinea pellionella se desarrollan en pieles, plumas e  insectos disecados. La actividad de estás larvas es temporal. Trabajan solamente unos días al año, cuando la larva está viva. Coincide generalmente con la primavera e inicio del verano. Bastará con observar si antes de desempolvar la pieza, en la base del estante o en el suelo, hay un sospechoso acúmulo de polvo. También se observará si al cepillar una pieza, de ésta se desprende pelo en una cantidad considerable. Preventivamente, en el interior de las vitrinas o armarios se deberán introducir bolas de naftalina cada vez que se abran para limpiar las piezas. Los animales no protegidos por vidrios se deberán mantener limpios. Si se llega el caso de descubrir que las larvas han iniciado su actividad, será preferible aislar la pieza afectada, introducirla en un envase hermético (p. ej. un  saco de plástico que luego se atará) e introducir también bolas de naftalina para crear un ambiente antiséptico en su interior. Lógicamente, esta operación solamente será efectiva si se efectúa durante el periodo durante el cual las larvas están vivas y tienen actividad. Unos quince o veinte días bastarán para acabar con ellas. Los cuernos y pezuñas se deberán barnizar con esencia de trementina. Finalmente la pieza se cepillará o limpiará con un plumero, según el caso. Pero no se asuste, el riesgo no es mayor que el de una pieza de ropa olvidada en el fondo de un cajón.

  • Las alfombras de piel se podrán limpiar utilizando un aspirador de polvo, aunque será necesario, además, sacudirla fuertemente para eliminar el polvo resistente al aspirador.

El mantenimiento de una colección de animales disecados es sencillo, pero es una operación que necesariamente se ha de realizar de una forma periódica

                                                                                                                                                                         © Salvador Pérez Moreno, taxidermista.

volver al índice de consejos útiles